pousada ribafría

Los centros son espacios que polarizan el territorio, puntos de llegada y de partida para otros mas o menos distantes, a partir de los cuales es hecha la apropiación del espacio y ambiente circundante. La creación de el Lugar comienza con la construcción de un espacio para habitar, de un hogar, la casa del propietario. Incluye espacios ligados a las producciones agrícolas y espacios de residencia para los trabajadores, así como para el culto. La Quinta de Ribafria (Lourel, Sintra) tiene una relación directa de la capilla con el patio de entrada, y fuerte axialidad expresada en los jardines, pero es precisamente la verticalidad marcada por la torre y su posición de dominio de todo el territorio de la quinta donde se encuentra la centralidad.

El proyecto se basa en las preexistencias, en los elementos y estrategias ya existentes para la creación y reinterpretación de unos nuevos modelos. Se plantea una intervención lineal, sobre un camino preexistente. Dualidad entre el camino exterior (superior) y el camino interior (subterráneo). Ambos caminos se conectan mediante “chimeneas” de comunicación con escaleras, lucernarios y ascensores. Estas chimeneas, junto con otras exentas, crean un ritmo y dinamismo en el recorrido superior (hitos de masa) y funcionan de lucernarios a la parte subterránea creando espacios de estar y marcando el ritmo inferior (luz). A su vez, el recorrido abre en diferentes puntos. Se quiebra, y es en estos quiebros en los que aparece el paisaje, paisaje fragmentado, emergente.

El final del recorrido lo cierra el Spa, “dos ojos al paisaje”. Dos elementos que emergen de la tierra para mirar a las láminas de agua existentes. “Mirar el agua desde el agua, aquí y allí, dentro y fuera”. Frente a la humedad, frio y niebla exterior, el vaho, calor y vapores en el interior. En ambos lugares, el paisaje como refugio.

La creación de un restaurante se plantea en el programa de forma independiente. El acceso es doble: Atravesando el jardín renacentista de forma transversal, desde un pequeño aparcamiento en un claro del bosque. Este recorrido está marcado por naranjos; el olor, la vista como antecesores del gusto. También puede accederse a través de un patio existente, al lado del acceso al patio principal del palacio, con una corriente de agua que proviene de la cisterna trasera y que nos guía a otro patio “interior”, con elementos similares al patio más noble (escalera).

La tectónica, la materialidad, se expresan mediante hormigón y la madera. La elección de estos materiales está sujeta a su cambio, a su deterioro. El paso del tiempo se ve reflejado en ellos. La expresividad adquiere un carácter tridimensional. Se trata de crear el futuro y de evocar el pasado. Ruinas en la naturaleza.

Título: Pousada Ribafria

Autor: Alejandro Bocanegra

Fecha: Abril 2013

Lugar: Sintra

Programa: Parador, Balnearios, Spa, Capilla, Restaurante